Noticias, Opinión

Pobreza 0 (cero): la mentira más grande y cruel en 33 años de Democracia.

Opinión
Lunes 06 de febrero 2017

pobreza 0

Pobreza 0 (cero) la mentira más grande y cruel en 33 años de Democracia.
 
Decía Macri en 2015 en la página web de Cambiemos: “La Argentina va a estar bien sólo si todos los argentinos estamos bien. Un país con 14 millones de pobres, como el que tenemos ahora, no puede estar orgulloso de sí mismo. Vamos a construir un país orgulloso de su gente, de su clase media, donde todos puedan ser dueños de su futuro y se sientan parte de una sociedad que crece y se desarrolla.” “Desde Cambiemos queremos un país con pobreza cero,… Te invito a que lo construyamos juntos.”
 
Ahora en febrero de 2017 dice: “Hace falta crecer 20 años para sacar a todos los argentinos de la pobreza. Se puede. Si trabajamos de esta manera, juntos, escuchándonos, diciendo la verdad,…” ¿Dice él la verdad?
 
La  mentira de Macri es gigante.
 
1.- Ya demostré –en nota anterior- que (con la matriz actual de distribución del ingreso), llegaríamos a pobreza 0 en 2061. Es decir dentro de 44 años y no en 20.
 
2.-La hipótesis con la que hice aquel cálculo es teórica: supuse 44 años ininterrumpidos de crecimiento. Lógicamente nadie podría esperar 4 décadas seguidas de crecimiento económico sin ningún bajón. Lo que retrasaría más allá del 2061 el tiempo de espera para los pobres.
 
3.- Las cosas pueden ser peor. El FMI dice que en 2016 la economía se  achico un 2,7% y que en 2017 tendrá un rebote de apenas 2,2%. Caída en términos absolutos durante los primeros 24 meses de gobierno. Desplome aún mayor del PBI/per cápita (dado que tendremos un PBI más  pequeño para una población mayor). Con el optimismo más absurdo –del cual el gobierno hace uso y abuso- deberíamos agregar tres años más de espera (los dos primeros se perdieron y el tercero solo sería para alcanzar el PBI/per cápita de 2015). Nos acercamos al 2070.
 
4.- Ocurre que no solo la torta se achicó y el número de habitantes crece; al mismo tiempo se agrandaron las porciones de los bancos, las mineras, las petroleras, las agroexportadoras, los supermercados, los monopolios en general. De manera que las porciones para los pobres, la clase trabajadora y las clases medias son más chicas. (Ver aumentos de precios, de tarifas, caída del salario real, etc.) La matriz distributiva que se va conformando es aún más injusta que la heredada. De esta manera deberíamos calcular unos cuantos años más para alcanzar la pobreza 0. Quizás mucho después del 2070.
 
Macri corre el arco: “Pobreza cero es nuestro horizonte a largo plazo”. Si la diosa fortuna nos acompaña, lo lograremos después del 2070. Pero… ¿Será así?
Lo más lógico es sospechar que se trata de una gran quimera.
 
En los 90 Macri se definió “menemista”. En aquellos años la adaptación neo-colonial a las exigencias de la globalización, llevaron al país al desmantelamiento y privatización de las empresas públicas (Ferrocarriles, YPF, Somisa, Aerolíneas, etc.) y la quiebra de miles de empresas privadas (sucumbieron ante la competencia de grandes monopolios). Todo bajo el accionar cómplice del Estado, ya capturado para los fundamentalistas del mercado. La desocupación y la pobreza crecieron exponencialmente. En ese contexto Macri se dijo “menemista” y se acercó a la UCeDe de Álvaro y María Julia Alsogaray.
 
Por aquellos años (en los que se fue incubando la crisis y la rebelión del 2001) desde el Poder trataron de llevar al pueblo a la resignación. Así se dieron por ciertas dos grandes mentiras: pobres hubo siempre” y “hay en todos lados”. Era como la “ley de gravedad”, usted podía rebelarse pero siempre estaría allí. Nosotros sabíamos (por nuestra relación con países como Finlandia y otros) que esto era un gran engaño. Pero nos resultaba muy difícil contrarrestarlo por la presión del aparato del Estado, la complicidad de los grandes medios de comunicación, de los grandes partidos políticos, etc.
 
En  este escenario las preguntas que se caían de maduro eran: ¿Por qué la mentira? ¿Con que necesidad trataban de engañar al pueblo? La razón era estructural: “Para que un modelo de extractivismo neo-colonial funcione necesita bajar el costo de la mano de obra. Para reducir el costo de la mano de obra se necesita un ejército de reserva (desocupados) que presione a la baja sobre los salarios. (El pleno empleo no era funcional a este modelo porque fortalecía la capacidad negociadora de los trabajadores). El incremento de la pobreza era un efecto buscado y se lo trataba de sostener con el conformismo de las víctimas.
 
Ahora en 2017 ¿Cambió la política o cambio el discurso? Desde mi perspectiva cambió el discurso. Macri sigue siendo “menemista”. Solo que, en lugar de buscar la resignación (siempre hubo pobres y por tanto nacerás, crecerás y morirás pobre), busca la esperanza (si hacemos suficiente esfuerzo durante mucho tiempo alcanzaremos la pobreza 0.  Aunque nos lleve más de 5 décadas)
 
La política es la misma que en los 90. Por eso aumento la pobreza. La primer medición del Observatorio de la Deuda Social de la UCA marcó un crecimiento alarmante en el índice de pobreza sumándole 4 puntos a los 30 heredados del gobierno anterior. En el adelanto que el Observatorio hizo de la segunda medición (la darán a conocer en febrero) las cosas siguieron empeorando. Este modelo necesita millones de desocupados pobres para no derrumbarse desde lo económico. (Quizás entonces se derrumbe desde lo social. O desde lo moral cuando muchos lleguen a la misma conclusión: pobreza 0 era una mentira de campaña)
 
Todo está agravado porque las mentiras pueden clasificarse de distinto modo. Hay mentiras piadosas. Y hay mentiras crueles. Hasta aquí la pobreza 0 es la mentira más grande y cruel que se haya sostenido en 33 años de Democracia.
46317_207672599388066_631691697_n
Mario Mazzitelli – Secretario General Nacional del PSA